Buscar
  • TSG Environmental

La siguiente generación de sensores de olores



Vivimos en un mundo de olores, sustancias químicas repletas de información. Sin embargo, a pesar de décadas de investigación y desarrollo, esta información aromática ha permanecido mayormente sin explorar.



Pero ahora los científicos están redoblando sus esfuerzos para recrear el sentido del olfato en dispositivos compactos que detectan y analizan los olores, que permitirían detectar enfermedades como el cáncer o el covid-19, localizar explosivos ocultos o descifrar nuestro estado de ánimo y comportamiento, aprovechando los avances en biología sintética, ingeniería genética y la inteligencia artificial.



La búsqueda para construir mejores sensores olfativos es un desafío porque los olores están compuestos de muchas sustancias químicas diferentes y porque los receptores olfativos de los animales son notablemente diversos. Los humanos tienen tres tipos de receptores para la visión del color, por ejemplo, pero cientos de receptores olfativos diferentes.



Entre los dispositivos más futuristas están aquellos que incorporan células vivas diseñadas para reaccionar a componentes de olor específicos. Koniku Inc., ubicada en San Rafael, California, está experimentando con células nerviosas creadas mediante bioingeniería como base para elaborar sensores capaces de detectar paquetes y equipaje que contengan explosivos. En pruebas los sensores de Koniku coincidieron con la capacidad de los perros entrenados para detectar explosivos.



Aromyx Corp., una empresa nueva en Mountain View, California, también usa células para crear sensores de olor y ofrece a los productores de alimentos y vinos un servicio de laboratorio para identificar las moléculas de olor específicas que impulsan las preferencias de los consumidores.



Mientras el MIT se está centrando en las aplicaciones médicas de la tecnología del olfato. Inspirado por los perros que han demostrado la capacidad de olfatear tumores malignos en humanos, está trabajando en un sistema de detección de olores de inteligencia artificial para detectar el cáncer de próstata.



Los expertos advierten que se deben superar una serie de desafíos científicos y técnicos antes de que los detectores de olores de alta tecnología estén listos para una amplia penetración en el mercado. Por ahora sigue el trabajo, la investigación y desarrollo de prototipos, para tener un sensor olfativo inteligente, el que seguramente conoceremos antes de lo que imaginamos.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo